domingo, 14 de noviembre de 2010

Manuel Medrano: “La prisa electoral hace que las obras del tranvía se realicen de la forma más perjudicial”

Por: Pablo Cortés

Comenzó su carrera política ligado al Partido Popular en Aragón como vocal y, posteriormente, como Vicepresidente de la Junta Municipal de Universidad (2003-2007), desde entonces, Manuel Medrano es concejal por el PP en Zaragoza y presidente de la Junta Municipal del distrito Universidad en ésta última legislatura. Con más de 54.000 vecinos, 11.500 de ellos ancianos sin un Centro de la Tercera Edad y graves carencias en el equipamiento, el distrito Universidad aboga por la dinámica social y la fuerza de sus ciudadanos para lograr las demandas históricas que el distrito necesita.

PREGUNTA: Fue vocal y, posteriormente, Vicepresidente de la Junta Municipal de Universidad desde el 2003 al 2007 y, desde entonces, presidente de distrito. ¿Cómo valora con estos años de experiencia la situación de la zona universidad actualmente?

RESPUESTA: Desde el propio Ayuntamiento seguimos manteniendo deficiencias históricas. En este distrito hay 11.500 personas mayores de 65 años que siguen sin tener un Centro de la Tercera Edad, a pesar de que hay un proyecto redactado y un solar asignado al lado del seminario. Además, en ese mismo proyecto, estaba incluido la construcción de una biblioteca que no tenemos y tampoco se ha construido. Por último, hay una reivindicación que surge en esta corporación porque hay mucha demanda vecinal de una escuela infantil. Si que ha habido mucho avance en el tema de equipamientos deportivos, por ejemplo, con la restauración del Palacio de los Deportes o la mejora del Centro Deportivo Gran Vía.

P: ¿Cuál ha sido la dinámica social del propio distrito?

R: El distrito tiene una dinámica social propia muy fuerte, es decir, hay más de 20 centro educativos entre colegios públicos y concertados, cuatro institutos y el campus universitario de la Plaza San Francisco. Todo esto genera una dinámica que, junto a la presencia de asociaciones vecinales culturales muy antiguas y acrisoladas, ayuda a crear este flujo social.

P: En cuestión de infraestructuras el tranvía de Zaragoza ha sido la obra con mayor partida económica y mayor repercusión mediática. ¿Qué valoración hace de su construcción?

R: En este distrito, como Junta Municipal, nos pronunciamos en contra del tranvía. Las obras están y es algo que no se puede parar, esperamos que no sea mentira el que eso supone algún beneficio, aunque por ahora solo está provocando problemas. Pero las noticias de mayor agilidad habrá que verlas, por ahora según mis noticias, habrá en un tramo de Fernando El Católico dos carriles porque la línea 42 y C3 van a pasar por ahí, es decir, ya empezamos a meter el autobús por la vía que lo iba a suplir el tranvía.

P: Los 400 millones de euros que ha costado la línea 1 norte-sur, ¿van a suponer una mejora en el transporte de los ciudadanos?

R: Yo entiendo que eso está por demostrar. Ahora lo que vemos es que hay solapamientos con el autobús urbano e interurbano. Veremos si además el tranvía no genera un colapso en el tráfico particular porque no todo el mundo coge el coche por comodidad. Luego en lo que se refiere a las obras lo que ha evitado el colapso total del tráfico es gracias a la Policía Local y eso hay que agradecérselo.

P: A causa de las obras muchas tiendas de la zona de Fernando el Católico y Gran Vía han tenido que cerrar. ¿Era el momento idóneo, en plena crisis económica, para llevar a cabo una obra de tanta repercusión?

R: Valorar algo que en si nosotros no queríamos es complicado, pero si hay algo que se podía haber hecho y era no utilizarlo como argumento electoral. Eso hubiera significado que se hubiera hecho en tramos más cortos y progresivos, es decir, no toda la fase I a la vez. Si eso se hubiera hecho así y no marcándose unos plazos electorales, el impacto hubiera sido menor sobre el tráfico, el comercio y los vecinos. Al querer hacerlo muy rápido para poder inaugurarlo en unas fechas pre-electorales lo que se hace es muchas molestias. La prisa electoral hace que esas obras se realicen de la forma más perjudicial.

P: ¿Cuál hubiera sido una alternativa a este medio de transporte?

R: A corto plazo algo tan sencillo como una correcta ordenación de los autobuses, es decir, hacer funcionar bien los autobuses. A medio plazo, el metro que tiene sobre el tranvía una ventaja neta, porque hablan de costes, pero no dicen que el metro tiene unas ayudas exteriores mucho mayores que el tranvía que es pagado en gran parte por el municipio.

P: ¿Cómo valoraría el trato dado por parte del Ayuntamiento de Zaragoza a los distintos distritos de Zaragoza?

R: Vamos a acabar la corporación sin las dos reivindicaciones básicas de equipamientos que son el Centro de la Tercera Edad y la biblioteca municipal, por un lado, y la escuela infantil. En deportes se ha evolucionado porque el área en el ayuntamiento ha sido más receptiva, no así la de urbanismo o la de equipamientos. En lo demás, las actividades que se realizan aquí son de la Junta Municipal y gracias a las entidades sociales del distrito.

P: ¿Cómo va a pedir el voto a los vecinos, cuáles son sus bazas para las municipales de 2011?

R: El voto hay que pedirlo, pero hay una cosa muy clara y es que los vecinos tienen que juzgar si la gestión ha sido acorde con sus deseos e intereses. Está claro que nosotros no hemos hecho gestión para el PP porque el cargo de Presidente de la Junta es un cargo del municipio y se ha hecho gestión para todos los ciudadanos que son más de 54.000. Evidentemente lo que se les debe decir es que tú deseas que voten al PP, pero porque estén acordes con la gestión que han realizado y lo que has podido alcanzar, así como, el compromiso que adquieres de mejorar situaciones en el distrito que han quedado anquilosadas. Es grave que habiendo 11.500 personas mayores no exista un Centro de la Tercera Edad o que con 1.800 niños de 0 a 3 años, no tengamos una escuela infantil.

P: A nivel general, ¿cómo valoraría usted la labor de la coalición PSOE-PAR en el Ayuntamiento de Zaragoza?

R: El problema es que la vamos a valorar durante muchas décadas porque ha generado una deuda con la ciudad enorme. La ciudad y por lo tanto los ciudadanos tienen una deuda que se va a estar pagando durante décadas. Al final ha resultado mentira el empujón de la Expo porque se dijo que se iban a conseguir equipamiento que no se iban a lograr en décadas, pero no se dijo que se van a estar pagando durante décadas. No es un ataque a la Expo pero sí a las mentiras que algunas veces se han dicho desde el equipo de gobierno y que hacen referencia a cómo se gestionó la Expo.

P: ¿Cómo afronta Manuel Medrano las elecciones municipales de 2011?

R: Con ilusión. La ilusión no es inconsciente, para hablar claro, yo creo que lo mismo que vamos a tener el valor de asumir la alcaldía de Teruel en una situación política colapsada, aquí nosotros vamos a tener la misma situación tanto en el Ayuntamiento de Zaragoza, como en el Gobierno de Aragón y en otras instituciones, sin embargo estamos dispuestos a hacernos cargos de la gestión, sabiendo que tenemos enormes deudas, faltas de equipamientos, problemas que nos dejan por resolver y muchas ideas que son burbujas infladas sobre la grandeza de Zaragoza, porque nadie duda de su grandeza pero esto es vivir por encima de tus posibilidades.

P: ¿Ha quedado satisfecho con su gestión durante estos tres años?

R: Yo con mi gestión nunca me quedo satisfecho o insatisfecho, yo soy profeso de universidad y mis artículos de investigación los juzgan los demás, así que mi gestión espero que la juzguen los demás.

P: Algún mensaje de cara a los ciudadanos.

R: Este distrito es de carácter residencial, es un distrito que tenía unas carencias pero también unos servicios importantes, lo que hay que hacer es llenar los enormes vacíos que hay en equipamientos sociales y creo que eso debe ser un compromiso directamente por el ayuntamiento o por otras fórmulas. Los vecinos tienen que seguir haciendo que eso no sea una reivindicación política, sino como nació y ha seguido sea una reivindicación que han empujado los vecinos y las asociaciones vecinales. La pureza de esas demandas son los vecinos que hasta ahora han ayudado mucho.

 
Aragón Liberal
Periódico digital de información y Opinión