miércoles, 12 de noviembre de 2008

Mesas millonarias para tiempos de crisis en el nuevo edificio de Urbanismo de Zaragoza.


El PP exige a Belloch que “deje hacer tiempo con peritajes absurdos, dé la cara y depure responsabilidades de forma inmediata”

Buesa cree que “es muy fácil resolver este expediente X: levantando el teléfono, llamando a la constructora y preguntando quién autorizó la instalación de la mesa sin haber aprobado el proyecto modificado”

De todos modos "los fantasmas no existen"... porque las sillas que se retiraron de más de 2.400 euros cada una ¿no son acaso de la misma camada?


12 nov. ’08.- El Portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, Domingo Buesa, ha exigido al alcalde Belloch que “deje de esconderse, dé la cara y ofrezca explicaciones públicas” sobre lo que está sucediendo en el Seminario. Según Buesa, “planteando un peritaje absurdo, Belloch sólo está intentando ganar tiempo para evitar depurar responsabilidades y buscar un cabeza de turco que pague por estos despropósitos, que con toda probabilidad no será ningún concejal el equipo de gobierno”.

EL PP PIDE DETALLES SOBRE EL MODIFICADO

Por otro lado, el Grupo Municipal Popular va a solicitar al Consejero de Urbanismo del Ayuntamiento, Carlos Pérez, que ponga encima de la mesa en el próximo Consejo de Gerencia toda la información sobre el proyecto modificado, cuya redacción autorizó la Junta de Gobierno Local el 13 de junio. Según Buesa, si se han acometido actuaciones en el edificio con cargo a este modificado, el proyecto debería estar terminado, “¿o es que tampoco hay un proyecto que justifique estos gastos?”. Buesa ha recordado que “aunque Gimeno pretenda echar balones fuera, la Junta de Gobierno entendió que había razones para aprobar un desfase de 12’5 millones para equipar el Seminario. ¿En base a qué se aprobó esa cantidad? ¿Qué conceptos justifican semejante inversión? ¿Quién autorizó las previsiones inciales? Viendo lo que está sucediendo, da la sensación de aquel presupuesto fue hinchado de forma muy importante… y eso son palabras mayores”.

EXPEDIENTE X EN EL SEMINARIO

En este sentido, el edil popular ha vuelto a criticar la “insólita situación” que supone haber instalado un mobiliario en el Seminario sin que exista ningún procedimiento de contratación y sin que se haya aprobado definitivamente el proyecto modificado al que la Junta de Gobierno dio el visto bueno en el mes de junio. “Estamos ante un expediente X: no hay expediente abierto, no hay contrato, no hay proyecto modificado, nadie ha encargado nada, nadie ha autorizado nada, nadie ha firmado, nadie sabe nada, nadie es responsable… Pero ahí está la mesa. ¿Acaso ha caído del cielo? ¿Ha obrado un milagro? Quizás el alcalde tendría que avisar al Arzobispo de Zaragoza”, ha señalado.

De la misma forma, Domingo Buesa ha advertido que “donde hay un expediente X, siempre hay un señor X que es el responsable. Queremos saber quién es ese responsable. El alcalde debería dar ejemplo y depurar responsabilidades de forma inmediata, porque es injustificable que esto suceda en un Ayuntamiento como el de Zaragoza y que, además, el alcalde argumente que no sabe nada de este asunto, ¿para qué es el alcalde entonces?”. El Portavoz popular cree que Belloch “ha puesto en marcha una vieja táctica socialista: la de ganar tiempo para encontrar un culpable. Da la sensación de que la ruleta ha comenzado a girar y de que Belloch y Gimeno ya buscan alguna cabeza de turco al que responsabilizar de esta chapuza, como ya hicieron con el derrumbe del ala este”.

Los populares han explicado que “si de verdad Belloch quiere dar un poco de luz a este oscuro asunto, la solución es muy sencilla: levante el teléfono, llame a la constructora que está realizando la obra y pregúntele quién encargó la mesa y quién autorizó la compra e instalación de la mesa”. Buesa ha indicado que “lo realmente preocupante sería que nadie hubiese autorizado semejante despilfarro y que las constructoras estén actuando por su cuenta y riesgo, ya que eso significaría que el Ayuntamiento no controla en qué se está gastando el dinero de los contribuyentes”.