jueves, 19 de junio de 2008

Medrano exige una solución urgente para los problemas y carencias detectados en la plaza de Eduardo Ibarra del distrito Universidad

19.6.2008

El Presidente del Distrito recuerda que "las deficiencias en este espacio público se detectaron el día de la inauguración, sin que el equipo de gobierno haya hecho nada por remediarlo"

www.aragonliberal.es


Medrano exige una solución urgente para los problemas y carencias detectados en la plaza de Eduardo Ibarra del distrito Universidad


 

18 junio '08.- El Presidente de la Junta Municipal Universidad y Concejal del Grupo Popular, Manuel Medrano, ha instado al Consejero de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza para que resuelva urgentemente los problemas y carencias que sufren las infraestructuras y equipamientos de la Plaza Eduardo Ibarra desde el mismo día de su inauguración. Según Medrano, "a la  suciedad que se acumulaba en los estanques hasta que fueron vaciados, se suman ahora las deficiencias periódicas en la iluminación y la prevalencia del diseño sobre la comodidad de los ciudadanos. ¿No han podido arreglar los estanques en estas últimas semanas? ¿Tan grave es el problema?".

   Por eso, el edil considera que "es imprescindible resolver cuanto antes las deficiencias y frecuentes averías de la instalación eléctrica, que está generando todos estos problemas, pero también atender a las demandas de los vecinos". En este sentido, tanto las asociaciones vecinales, como el Pleno de la Junta Municipal, como ciudadanos a título particular, han señalado reiteradamente la necesidad de colocar mayor cantidad de bancos que sean más cómodos, como los existentes en la recién inaugurada remodelación del cercano Cuartel Palafox, así como una fuente de agua potable en la zona de juegos infantiles, y sombrillas u otro elemento similar que evite la conversión de la plaza en un horno en el inminente verano.

   Manuel Medrano ha explicado que "tanto el perfecto funcionamiento de las instalaciones como la subsanación de las carencias reclamada por los vecinos deben acometerse de inmediato, para evitar la sensación de que el diseño está reñido con la comodidad y el buen funcionamiento de la plaza".